El coche eléctrico

Los vehículos eléctricos son aquellos que utilizan la electricidad como fuente principal para su propulsión. De esta manera, nos encontraremos con vehículos eléctricos de todo tipo, ya sean motocicletas, coches, furgonetas, camiones, etc. Así mismo, pueden ser vehículos 100% eléctricos o disponer de un motor de combustión para dar autonomía extra al vehículo alimentando directamente el sistema de propulsión, o utilizándolo para recargar las baterías. Todos los vehículos eléctricos, recuperan la energía de la frenada para recargar las baterías.

A continuación se detallan los tipos de vehículos eléctricos en función de la fuente de energía:

Vehículo 100% eléctrico

Son aquellos que utilizan únicamente la electricidad como fuente de energía. Los motores eléctricos de tracción se alimentan desde las baterías y éstas se recargan conectadas a la red eléctrica. Las emisiones del vehículo son nulas y actualmente son los tipos de vehículos eléctricos con menor autonomía.

Vehículo eléctrico de autonomía ampliada

Son los vehículos análogos a los vehículos eléctricos puros donde los motores eléctricos de tracción se alimentan desde la batería, donde estas además de poder recargarse conectadas a la red eléctrica, se recargan mediante un motor de combustión adicional que solo trabaja para recargar las baterías, dando así autonomía extra al vehículo. En éste caso, las emisiones del vehículo son debidas al uso de este motor de combustión adicional.

Vehículo eléctrico híbrido enchufable (PHEV)

Este tipo de vehículos combinan dos motores, uno eléctrico y otro de combustión, que pueden actuar simultáneamente o no sobre el sistema de tracción del vehículo. El motor eléctrico se alimenta desde las baterías, y éstas se recargan conectadas a la red eléctrica. En este caso, las emisiones son debidas al uso del vehículo con el motor de combustión. El uso de esta combinación permite elevadas autonomías.

Vehículo eléctrico híbrido no enchufable (HEV)

Estos son modelos iguales a los híbridos enchufables con la importante diferencia de que la recarga de las baterías sólo se realiza alimentándolas con el motor de combustión del vehículo. Este tipo de vehículo es el más cercano al vehículo de combustión tradicional. El motor eléctrico se utiliza principalmente para el arranque y distancias cortas a velocidad moderada, dejando el motor de combustión para recorridos largos, dando una autonomía elevada. Las emisiones son debidas al motor de combustión. Es el modelo con tecnología eléctrica más extendido hoy en día.

El punto de recarga

Los vehículos eléctricos enchufables requieren una infraestructura de recarga adecuada y adaptada a las necesidades específicas de cada modelo de vehículo eléctrico. En este sentido, las normas UNEEN 61851, establecen las características técnicas que deben cumplir todos los elementos de la infraestructura de recarga.

Tipos de conectores

Actualmente hay diferentes alternativas y modeles por lo que se refiere a conectores específicos para vehículos eléctricos ya que a día de hoy no se ha acordado un estándar único. Aún y así, los varios modelos de conectores que se están utilizando por los diferentes fabricantes de automóviles deben cumplir con la norma UNE 61851 con el fin de ser homologados.

A continuación se hace referencia a los modelos más comercializados con indicación de las diferentes características.